Titulares

Son las:

jueves, 22 de diciembre de 2016

Con pulsera de fantasía intentan timar a incautos en Rosarito

*Aparecen en el lugar menos esperado y con engaños tratan de quedarse con dinero o prendas ajenas… y hay mucha gente que sí cae

Por: Crispín Garrido Mancilla

Playas de Rosarito.- El joven colocó el post en su cuenta de Facebook  y lo compartió a un grupo, con real o fingida ingenuidad, pero planteó un problema típico de estas fechas decembrinas.
En el lado izquierdo, sostenida por una mano, la imagen de una bolsa de plástico, con una etiqueta que decía: “ENTREGO $40,500.00. 14K ORO. Pagada. ITALY”. En el interior había una cadena supuestamente de metal amarillo reluciente, como si acabara de ser retirada de alguna casa de empeño.

En el lado derecho, su mensaje (respetamos la redacción original): “Se le callo a un señor y lo busque para dársela pero no lo encontré más por más que lo busque, y yo y una señora encontramos la cadena, y la señora me dijo que tenía efectivo en su casa que me daría 1500 dlls pero que la esperará en la esquina y me dijo que le diera algo de pérdida para que viera que no me iba a ir y yo me quedé con la cadena esperando a la señora con el efectivo le entregue mi celular y dinero que traía, nunca llegó la señora y me fui, resulta que la cadena es fantasía, por más real que parezca NO es oro. Y pues se siente feo que haya gente o bandas en Rosarito que se dedique a estafar a a la gente de esta manera como lo hicieron conmigo 😯🙁😔 :(
“(Yo la quería entregar pero creeo que sólo fui víctima de una estafa) que feo se siente que le entregue mi Cel y $200 pesos”.
Hasta aquí el texto original, que refiere evidentemente un timo, contado por la propia víctima en una red social, que vendría siendo lo nuevo en este asunto, porque esta forma de apropiarse del dinero ajeno es tan añeja como la propia humanidad.
El mensaje, colocado en un grupo de compra-venta basado en Playas de Rosarito, recibió cientos de comentarios, muchos de ellos burlándose del muchacho, por haber caído en el engaño.
Otros, en cambio, lo defendieron señalando lo que parece ser evidente: que quiso alertar a los demás para que se libren de ser engañados.
Entre los comentarios, hablaban de una pareja que suele practicar este tipo de ardides en la plaza comercial de Playas de Tijuana o en las afueras de diversos centros comerciales.
Uno de los lectores, en la cuenta de Facebook de nombre Jamar Martínez, dijo que “desgraciadamente, la gente que no le gusta trabajar hace este tipo de cosas. Yo laboro en una casa de empeño y diario me llega gente con este tipo de casos. Y es muy triste porque a veces es gente que no tiene dinero de sobra y tienen necesidad. No hay más que hacer que compartir este tipo de experiencias para que a más gente no le suceda”.
Uno más comentó: “No sé si creerle o no. A estas alturas no puedo creer tanta ingenuidad de las personas” y de inmediato, una mujer más le contestó: “Sí pasa. A mi marido lo estafaron en Mexicali. Fue algo diferente, pero esa gente los enreda”.
Arturo Tinoco Tolentino advirtió: “En el centro de Tijuana igual andan dos vatos, uno se pone adelante de ti y otro a un lado. El que va adelante tira la cadena frente a ti y se cruza la calle y el otro ya ve que levantaste la bolsa se te acerca y te dice que la vendan y la mitad cada uno. Yo lo que hice: le dije al vato vamos a empeñarla y la mitad cada uno. Ya cuando salí de la casa de empeño ya no estaba. Lo bueno que no me convenció de darle algo de dinero”
Una fuente policiaca consultada, señaló que por lo general este tipo de delitos se incrementan en esta temporada y son cometidos por personas perfectamente entrenadas para envolver a quienes caen en el garlito, moviendo su ambición, generalmente con pacas falsas de dinero (por lo que les también se les llama “paqueros”), baratijas o billetes de lotería supuestamente premiados.
El engaño consiste en dejar a la víctima algo sin valor, por lo cual ésta da en prenda lo que trae encima, ya sea dinero, reloj o, lo más inmediato, el celular, mientras espera a que el estafador llegue con una recompensa mucho mayor que, evidentemente, nunca llega.
Lo malo, dijo, es que las víctimas, avergonzadas, prefieren no denunciar para no ser objeto de burla o, incluso, reprimenda a nivel familiar.
Por ello, alertó a la gente a estar alerta, sobre todo en estos días en que los estafadores se activan, porque la gente suele traer un poco más de dinero, producto de las prestaciones de fin de año.

Noticias en video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...

FWT Homepage Translator