Titulares

Son las:

jueves, 29 de diciembre de 2016

El duro trabajo de la pisca de cebollines en Playas de Rosarito


Denisse Carrión Córdova/ texto y video
Crispín Garrido Mancilla/fotos

Playas de Rosarito.- Son familias trabajadoras, provenientes de los estados de Oaxaca y Nayarit, que a falta de trabajo en sus lugares de origen, emigraron, como miles de personas a Baja California, donde encontraron en Playas de Rosarito la tierra de oportunidad de conseguir para el sustento en la cosecha de cebollines, rábanos y cilantro.


Desde la carretera libre Tijuana- Rosarito se puede observar al grupo de gente alegre, que pasan horas agachados o hincados para realizar la pisca de los vegetales, que posteriormente son comercializados en la central de abastos de Tijuana, o en los comercios locales del Quinto Municipio.

Para  los trabajadores, la pisca de la cebollines es la más difícil, porque se tiene que escarbar bien en la tierra para no lastimar el producto, no es lo mismo con el cilantro y el rábano, pero igual tratan de pasar un tiempo de trabajo agradable, bajo el sol y el viento.
No se quejan del trabajo. Al contrario, están agradecidos porque la pisca les permite pagar lo básico para comer o pagar la renta en un cuarto económico; sin embargo, al ser familias numerosas, algunos con niños pequeños, lo que ganan no les alcanza para comprar ropa, zapatos o juguetes de segunda mano.

Así lo observó Ana Morales, una joven de la localidad que con el deseo de ayudar al prójimo desinteresadamente, contó a BC Digital que con el apoyo de algunas personas de la comunidad, pudo conseguir algo de ropa para estas familias.
No obstante falta más apoyo. Marina, de 50 años, que actualmente trabaja junto a su esposo, nuera e hijas, escarbando en la tierra los cebollines, limpiándolos y colocándolos en varias cajas, platicó que no alcanza para comprar zapatos o ropa para todos, o en el caso de la reciente Navidad, una cena para celebrar con los suyos.
El rostro curtido de Marina, que a veces se dirige a sus hijas en el dialecto mixteco, muestra la preocupación de no conseguir juguetes para los niños de las 11 familias que trabajan en la cosecha, para este próximo 6 de enero. Estos pequeños que dependen de los trabajadores, son en su mayoría niños de hasta 10 años, y una bebé que tiene un año de edad.

Diana es una de las hijas de Marina, tiene quince años y estudia orgullosamente el segundo semestre de preparatoria en el Cecyte.
La joven estudia por las mañanas y en las tardes va a apoyar a su mamá para que el trabajo diario no sea tan pesado. Ella sueña con terminar una carrera de Administración, y está consciente del esfuerzo que hacen sus progenitores para llevar el alimento al hogar. 
En este fin de año y, sobre todo, al aproximarse el día de los Reyes Magos, la preocupación de quienes tienen hijos aumenta, porque no tienen para obsequiar alguna muñeca, balón o carrito de segunda mano que haga felices a sus pequeños.
Si usted quiere ayudarlos con ropa, juguetes, comida, aunque sea pequeño, puede comunicarse inbox al Facebook de Ana Morales , al de Denisse Carrión o al de nuestra página oficial BC Digital, para apoyar a estas familias que realmente lo necesitan. Hoy por ellos, mañana por nosotros.

Noticias en video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...

FWT Homepage Translator