Titulares

Son las:

lunes, 30 de enero de 2017

Necesario desparasitar a la familia y mascotas dos veces por año

*Enfermedad que afecta  ojos, pulmones y cerebro *Comer en lugares poco higiénicos, riesgo latente *Fundamental acudir al médico ante primeros síntomas.

Tijuana.- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California advirtieron sobre las consecuencias, muchas de ellas graves, que enfrentan  los menores de edad por padecer parasitosis.  El pedíatra José Antonio Valerio Flores, explicó que existe el riesgo de que los parásitos invadan pulmones y cerebro.


Informó en su mayoría,  los menores de cinco años son las principales víctimas de esta enfermedad ya que a esa edad no tienen arraigado el hábito de higiene de lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, además de que juegan  constantemente con tierra o en áreas sucias.

Los parásitos ingresan al organismo con el consumo de frutas y verduras regadas con aguas negras o contaminadas con huevecillos, prevalecen debido a que no se les lava adecuadamente antes de su consumo.

Por ello, destacó la importancia de lavar, desinfectar y hervir correctamente los alimentos, así como el aseo de manos antes y después de ir al baño o de probar algún alimento.

También recomendó desparasitar a  toda la familia dos veces al año, ya que  la infestación de diversos tipos de organismos es más común de lo que se piensa y eventualmente provocarán daños  a la mucosa intestinal. Los hay de dos tipos: helmintos y protozoos.

Los helmintos son gusanos similares a la lombriz intestinal y la Tenia, mientras que en el grupo de los protozoos están las amibas que consumen los nutrientes de los alimentos y evitan que el organismo los absorba, por ello, algunos niños presentan cuadros anémicos o desnutrición con falta de concentración y cansancio crónico.

El especialista del IMSS en Tijuana aclaró que los daños causados por los parásitos son variados y con afección específica, reflejar dolor abdominal y diarrea, mientras que algunos otros provocan neumonía.

El áscari comúnmente emigra al pulmón o al conducto biliar y ocasiona obstrucción. La Tenia, en cambio, emigra a los ojos, el corazón o al sistema nervioso central, advirtió.

Sin embargo, el parásito más común es la amiba, cuyos síntomas son náuseas, dolor abdominal, vómito y diarrea con moco y sangre, lo que se llama disentería amibial.

Valerio Flores hizo un llamado a los  derechohabientes para evitar la automedicación, ya que la parasitosis requiere tratamiento médico,  debido a que para cada parásito está indicado un fármaco, pues no existe uno que los elimine a todos.

Recordó que en las clínicas del IMSS se hacen exámenes parasitológicos para diagnosticar y dar tratamiento adecuado a los derechohabientes, por lo que insistió en que el paciente acuda al médico ante los primeros síntomas.

Noticias en video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...

FWT Homepage Translator