Titulares

Son las:

martes, 21 de marzo de 2017

Las ballenas en Guerrero Negro, hermoso espectáculo en BCS


* Nadie puede morirse sin antes haber ido a tocar estos cetáceos gigantes

Crispín Garrido Mancilla

Fotos: Cortesía

Playas de Rosarito.- El empresario local y organizador del evento anual de esculturas de arena Baja Sand, Víctor Loza, dice que ir a Guerrero Negro a convivir con la ballena gris es una experiencia que se debe vivir por lo menos una vez en la vida.

“El objetivo del viaje era ir a la ballena gris, que cada diciembre migra hacia Guerrero Negro, laguna de San Ignacio y Bahía de Magdalena, siendo más importante la laguna Ojo de Liebre, que es donde se concentran la mayoría de las ballenas que vienen a parir.
“En estos momentos hay como 2 mil 700 ballenas con sus ballenatos en la laguna Ojo de Liebre. El viaje desde #Rosarito es de ocho a nueve horas sin paradas, un viaje que todo mundo debería realizar. El viaje es en vans de 14 personas y la mayoría son ciudadanos estadounidenses y un 20 por ciento son mexicanos. En el tour que fuimos había también personas de #Guatemala y Puerto Rico”.

Guerrero negro se ubica justo donde inicia el estado de Baja California Sur, a donde el grupo llegó en vans, que se encargan de organizar los tours. A partir de ahí, acuden a diversos puntos ecoturísticos, que nos platicará Loza en dos entregas:
“Ya que llegas a la laguna Ojo de Liebre, ahí se te da otro tour, que se te lleva por la salina más grande del mundo, donde te explican cómo se procesa la sal y ya cuando llegas a donde está la laguna, que son como 20 minutos de camino por tierra, desde Guerrero Negro, te suben en una panga que es especial para ir a ver las ballenas.
“En la laguna, empiezas a ver el brincadero de ballenatos y además empiezas a ver a las mamás cómo empiezan a rodear las lanchas, que quieren saber que está seguro para que su ballenato suba. Casi por lo general al que tocas es al ballenato, no a la ballena grande, porque quiere que el ballenato se sienta bien en el mundo, por eso va y lo sube, pero primero quiere saber cómo está el rollo.
“Las mamás están acostumbradas a las personas y te das cuenta cuáles son las mamás porque siempre andan junto con el ballenato y el macho anda separado, anda solito. El macho es muy raro que se te arrime.
“Se acercan a la lancha no tanto porque sean amigables, sino porque les llama la atención el ruido del motor de la lancha, pero ya estando ahí la gente aprovecha a tocarlas. Es un panorama fascinante cuando estás en el sitio. A mediados de abril comienzan ya su trayectoria hacia #Alaska, que es a donde van a comer. Todavía queda un mes para ir a ver las ballenas”.
Víctor Loza comenta que en Rosarito hay tres empresas que organizan estos tours, que terminan en abril, cuando ya la mayoría de las ballenas se ha ido rumbo a Alaska, que es donde se alimentan. Hay una más en #Tijuana:
“El costo son 300 dólares, que son menos de seis mil pesos. Incluye desayuno, comida y lunch, el hospedaje, la transportación y los tours que se te dan a lugares como un santuario de lobos marinos, pinturas rupestres, la salina, el desierto y las aves exóticas que existen en Guerrero Negro”.
Si quieres vivir esta experiencia, puedes reservar tu lugar directamente en http://bajasand.org/es/ballena-gris-tur/, ahí vienen todos los detalles.

Noticias en video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

...

FWT Homepage Translator